8ec100d7-cesar-medina_cdn-37

Vicecanciller César Medina rompe el silencio sobre su salud e informa tiene cáncer

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El viceministro de Relaciones Exteriores, César Medina, emitió un comunicado público este miércoles donde rompe el silencio sobre su condición de salud e informa que padece de cáncer.

Detalló que fue diagnosticado con un tumor canceroso localizado en el hígado que le ha afectado la vía respiratoria mediante nódulos en el pulmón derecho.

Agregó que el pronóstico no es bueno, pero los médicos que lo tratan en el Presbyterian Hospital de Nueva York consideran que el tratamiento que empezarán a aplicarle hoy puede tener resultados positivos a partir de los avances que ha alcanzado la investigación científica en el comportamiento de ese tipo de cáncer.

A continuación, el comunicado íntegro publicado por la Cancillería dominicana:

DECLARACION PUBLICA

Durante casi cincuenta años he ejercido el periodismo rindiéndole culto a la verdad, y aunque he cometido errores en mis juicios y valoraciones, nunca ha sido a costa de sacrificar valor tan esencial en la comunicación social. Menos lo haría ahora cuandoel momento supremo de mi existencia me coloca en el vórtice de decires y conjeturas.

La verdad absoluta sobre mi estado actual de salud, es la siguiente: He sido diagnosticado con un adenocarcinoma en la zona hepática–un tumor canceroso localizado en el hígado–, que ha llegado a afectarme la vía respiratoria mediante nódulos en el pulmón derecho.

El pronóstico no es bueno, pero los médicos que me tratan en el Presbyterian Hospital de Nueva York–doctores Paul Lee, Rafael Lantigua e Ivonne Saenger–, consideran que el tratamiento que empezarán a aplicarme en el día de hoy puede tener resultados positivos a partir de los avances que ha alcanzado la investigación científica en el comportamiento de ese tipo de cáncer.

Llegué a Nueva York por mis propios pies, acompañado por mis hijos y mi médico desde hace más de 20 años, el eficiente y amable doctor Víctor Atallah Lajan. Recibo tratamiento ambulatorio y en esta primera fasede quimioterapia deberé permanecer en esta ciudad durante las próximas nueve semanas, cuando el equipo médico me hará una nueva evaluación.

Como estoy entrando hoy precisamente en la fase más riesgosa de esta enfermedad letal, pido a todos una oración por mí y que me permitan, por favor, atravesar este trance tan difícil de mi existencia sin hacer conjeturas ni vaticinios onerosos, rodeado por el cariño y el amor de mis hijos.

Fuente de la información:

cdn

Comparte esto con tus amigos

Añade tu comentario