Juan-Carlos-Pichardo.

EL MOMENTO DEL HUMOR

De todas las áreas del mundo del entretenimiento local, si hay una que siempre ha estado en constante movimiento es el humor. Muchas etapas de un oficio que forma parte de la idiosincrasia del dominicano ha tenido gente joven y creativa en cada uno de sus momentos.

En la primera mitad del siglo XX se destacaron artistas como Paco Escribano (cuyo nombre real era Rafael Tavárez Labrador) o el Doctor Pildorín (Radhamés Sepúlveda) y los humoristas del programa “Romance Campesino”, como Julio César Matías (Pololo) y María Rosa Almánzar (Sirita). Posteriormente, llegarían otros como Freddy Beras Goico, Cuquín Victoria y Felipe Polanco, hasta llegar a los más recientes, Raymond Pozo, Miguel Céspedes, Fausto Mata y Cheddy García.

Si los del pasado tuvieron a la radio y la televisión como medios para llegar a un gran número de personas, los de esta época tienen a las redes sociales y el cine como dos medios que se han sumado a sus aliados. En ese sentido, el humor ha experimentado una inyección de gente nueva que con ingenio han sabido hacerse de seguidores que disfrutan cada una de sus ocurrencias.

Uno de esos jóvenes que se ha hecho un hueco en el medio, aprovechando este incremento, es Gerald Ogando, quien forma parte de varios programas de televisión y de radio (Esta noche Mariasela, Divertido con Jochy, El mismo golpe). “Es un claro indicativo de que el humor es necesario en cada rama del arte”, considera, y destaca que en desde hace un tiempo para acá los que hacen reir se han colocado en un sitial importante en los medios.

Para apoyar su postura, Ogando recuerda que los actores (masculino y femenino) que tienen los mejores salarios en el cine dominicano son Fausto Mata y Cheddy García. De igual manera, menciona el programa “A reír con Miguel y Raymond”, uno de los que mejor rating tiene.

Para explicar el alza que experimenta este género, el humorista Fernando Pucheu habla del papel que juegan las redes sociales, como lo hizo en su momento la televisión. “El hacer humor de actualidad con los códigos que maneja la juventud hace que el público se identifique más con lo que hacemos”, menciona Pucheu, y añade el hecho de que entre sus colegas existe apoyo mutuo, en colaboraciones en espectáculos y grupos de comedia.

Ese ingrediente de lo digital ha hecho de este oficio algo que llega a mayor cantidad de gente, al tiempo que ha despertado la creatividad de estos artista que tienen en Youtube un canal para desarrollar su talento. Es el caso de Juan Carlos Pichardo, jr. y su serie “#Lo vi”, un segmento, que además de formar parte del programa “Divertido con Jochy”, sus episodios pueden ser visionados a través de Youtube. “Todos llevamos un humorista dentro, y por eso el humor está en todas partes”, considera Pichardo jr, quien también se ha destacado como imitador de artistas como Ricardo Arjona, Shakira y Enrique Iglesias.

Algo que destaca Ogando es el hecho de que en el pasado los humoristas recurrían más a personajes, cosa que ahora casi no se hace. Una idea parecida tiene Pucheu. “Ahora se usan muchos los monólogos, el pararse solamente con un micrófono a contar historias y el humor para las redes sociales como el caso de los video blogs, memes, vines, entre otros”, dice el creador del personaje “Errpidio”.

En los medios digitales se han desarrollado otras figuras de este arte que hacen uso del ingenio para sacar la parte más graciosa a situaciones cotidianas del dominicano. Ejemplo de ello son Carlos Montesquieu y Trompo Loco. De esta forma, los humoristas siguen siendo sociólogos que reconocen y exponen todos los aspectos de la psicología de los nacidos en esta media isla.

((Detalles
Carlos Sánchez, pionero en el Stand Up Comedy
El humorista Carlos Sánchez fue el iniciador del auge del humor en los escenarios dominicanos en los últimos años. Sánchez dio los primeros pasos para que el Stand Up Comedy (Comedia de pie) se hiciera popular en distintas salas del país. Con un estilo de humor sin estridencias y alejado del costumbrismo propio de otros comediantes de aquí, sus temas están orientados a la clase media.

Cuquín y Boruga: veteranos activos
Pese a que no han detenido su trabajo en los medios, los veteranos humoristas Cuquín Victoria y Felipe Polanco “Boruga” han incrementado sus presentaciones en vivo. Ambos artistas del humor han aprovechado el auge que vive este género y vienen realizando espectáculos en solitario, y también han compartido escenario con otros más jóvenes colegas combinando sus estilos con los más nuevos en este oficio.

Liondy Ozoria, ventrílocuo
En este movimiento del humor, realizado por gente joven y en diferentes escenarios, ha dado impulso a que talentos como el ventrilocuo Liondy Ozoria se haya ganado su espacio en el mundo humorístico dominicano. Con su personaje, el muñeco Ñeñeco, se ha sumado al grupo de comediantes en la realización de distintos espectáculos de la escena local.

La Guagua, colectivo
El grupo de Stand Up Comedy, el colectivo de comedia La Guagua, integrado por Carlos Cordero, Gustavo García, Aleja Johnson, Wilson Cabral, Edward Díaz, Fernando Pucheau, Tomás Echavarría y Ariel Santana, siguió el repunte de Carlos Sánchez. La agrupación, en la que todos sus integrantes tienen un estilo diferente, se mueve haciendo reír a los que asisten a sus presentaciones.

FUENTE: LISTIN DIARIO

Comparte esto con tus amigos

Añade tu comentario