Brasil no pasa del empate ante Suiza- Eitb

Brasil no pasa del empate ante Suiza- Eitb

Juegan once contra once y no siempre gana Alemania. A veces, México. Aquella frase de Gary Lineker que enaltecía la fortaleza futbolística germana tuvo excepción sorprendente en el Mundial de Rusia. Alemania, que defiende su título mundial, que se presenta siempre como una de las grandes favoritas, cayó ante los mexicanos que estuvieron a punto de rematar el resultado con algún gol más pese a que con la ventaja prefirieron guardar la ropa y por ello pasaron angustias en la segunda parte. Brasil, con vitola de gran favorita no pude derrotar a Suiza. Y su juego decepcionó.

En este campeonato vencer es ardua tarea. Ganó con goleada Rusia que por anfitriona está obligada a figurar entre las aspirantes, pero Uruguay y Francia las pasaron canutas, españoles y portugueses no pasaron del empate, lo mismo que la decepcionante Argentina, y Alemania se encontró con una derrota frente a un conjunto, que hizo esfuerzo titánico, que empleó todas sus fuerzas para ganar y en ello no sólo hubo decisión, sino también, calidad en el juego.

Alemania hizo cambios para intentar a la desesperada remontar. Hasta recurrió a Mario Gómez, el español que recuerda a nuestros delanteros más tradicionales de “a mí el pelotón Sabino que los arrolló” Y tampoco valió el recurso. Fue hasta más que anecdótico ver al portero Neuer subir al último córner para intentar el empate. Le falló la lírica y también la épica.

La jornada tenía el aliciente de ver a Brasil. Sobre todo, por comprobar hasta qué punto Neymar es el hombre sobre el que recae el peso fundamental de juego. En la primera parte se limitó a un par de ejercicios alambicados y en la segunda a sacar un par de faltas. Los brasileños arrancaron a gran velocidad y se comieron a Suiza. Se hicieron con el balón y el partido se disputó en el campo suizo. Pero fue vana ilusión porque todas las grandes jugadas y las ingeniosidades acabaron cuando en el minuto 20, Coutinho hizo un gran gol. Un disparo desde fuera del área. Ahí acabó todo.

Las incursiones de la selección brasileña por la banda izquierda con Marcelo y Neymar fueron bien neutralizadas por Bellami y Liechsteiner a pesar de que éste tuvo que cargar con un tarjeta. Suiza con gol en saque de esquina plantó cara decididamente en la segunda mitad y Brasil no supo hace valer su supuesta superioridad. El Mundial va de sorpresas. Afortunadamente sólo estamos al comienzo. Las aguas deben volver a su cauce.

Posdata. Hierro no se atreve a cambiar a De Gea. Mantiene la idea de Lopetegu

Fuente de la información:

Eitb

Comparte esto con tus amigos

Añade tu comentario